lunes, 15 de diciembre de 2008

Me encanta el jazz cuando nieva

Es domingo, bueno, en realidad ya es lunes, y la nieve cae sin cesar. Ha estado nevando casi toda la tarde y no hay cosa que más me guste que escuchar jazz en esos momentos. Es como si ese ritmo estuviese hecho para el caer de la nieve, para el silencioso cobertor que se posa sobre los coches, o se adhiere a tu abrigo cuando caminas a mi lado.

Y pienso en tí, en cómo la nieve destaca sobre el sorprendente negro de tu pelo, y casi siento el tacto frio de tu cara cuando observo las arrugas que se forman en tus ojos al sonreir. Y te miro, y sonrío, y oigo la trompeta de Glenn Miller y la voz de Sinatra entonando "The nearness of you", las dos versiones mezcladas en mi mente... me deleito con el rubor que el frio ha colocado en tus mejillas, y la luz que emiten tus ojos, como los de un niño, cuando me miras entre las estrellas de nieve.


Y por un momento,
un ínfimo instante, eres real,
y caminas a mi lado...

2 comentarios:

Juan dijo...

Vaya, una bonita sorpresa ese recorrido entre la nieve. Me encanta cómo lo resuelves.

salud y nieve

Sinictra dijo...

Gracias, no puedo justificarme de otra manera, si no alegando que eran las 5 de la mañana...

Feliz navidad!